Español Portugués, Portugal

Portugal y España han pactado este sábado una estrategia global para el desarrollo de sus regiones fronterizas, una de las zonas europeas más castigadas por la despoblación, durante la XXXI Cumbre Hispano-Lusa que reunió a los jefes de Gobierno de ambos países en Guarda, cerca de la provincia de Salamanca.

Los dos países materializan así un compromiso alcanzado en la cumbre de 2018 celebrada en Valladolid y que recoge medidas para promover la actividad y el desarrollo garantizar los servicios públicos y la igualdad de oportunidades en estas zonas.

Para llevar a cabo dicha estrategia se ha pactado una gobernanza que incluye «una instancia de coordinación política»:

Pueden descargarse el documento de la Estrategia Común de Desarrollo Transfronterizo en este link.

Se trata, en palabras del presidente español, Pedro Sánchez, de una estrategia con «medidas tangibles» para garantizar la cohesión, la igualdad de oportunidades y los servicios públicos en estas zonas y «poner fin al efecto frontera y a los costes» que conllevan.

Y para el primer ministro portugués, Antonio Costa, transformar la «muralla» que ha separado a ambos países en un punto de encuentro y desarrollo.

Convertir la frontera en un territorio «más próspero para vivir y trabajar» es el objetivo de la estrategia, según ha recalcado en la presentación la ministra portuguesa de cohesión, Ana Abrunhosa.

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Económica del Gobierno español, Teresa Ribera, ha subrayado por su parte el compromiso de ambos países de poner en marcha o iniciar en menos de un año todas las medidas que recoge la estrategia.

La Estrategia Común de Desarrollo Transfronterizo se ha concebido como una herramienta flexible y fundamental para el desarrollo de las regiones transfronterizas.

Según Abrunhosa, la estrategia «pretende contradecir la tendencia demográfica y combatir el aislamiento» de todos estos territorios, y para desarrollarla Portugal se compromete a poner los medios financieros y administrativos necesarios.

Unos «deberes» que también ha asumido España por boca de Ribera, quien ha subrayado que la frontera hispano-lusa es una zona «extraordinariamente rica» en naturaleza, biodiversidad y tiene una gran capacidad de explotación e inversión, así como recursos agroalimentarios, cultura y patrimonio.

El futuro de la frontera común con más de 1.200 kilómetros y una de las más antiguas de Europa, pasa por garantizar la igualdad de oportunidades para la región, promover la actividad y favorecer la repoblación, y esos son los objetivos de esta estrategia.

Una propuesta global que beneficiará en Portugal a 145 municipios y 1,6 millones personas -el 62% de la superficie del país- y en España 3,3 millones de habitantes de 1.231 municipios -un 17% de la superficie española-.

El plan contempla cinco ejes básicos:

MOVILIDAD Y SEGURIDAD

– Regular la figura del trabajador transfronterizo.

– Crear un documento único para facilitar la movilidad de menores en la frontera,

– Analizar la eliminación de los peajes de las autovías lusas para trabajadores transfronterizos.

INFRAESTRUCTURA Y CONECTIVIDAD

-Líneas de avance en las redes ferroviarias y de carreteras.

-Tramos de carreteras: Bragança-Puebla de Sanabria; Moraleja-Monfortinho-Castelo Branco; Vilar Formoso-Fuentes de Oñoro; Zamora-Quintanilla; Miranda do Douro-Zamora por Sayago; Nova ponte entre Sanlucar de Guadiana-Alcoutin; Puente internacional sobre el río Sever para unirse con Cedillo y Nisa.

-Tramos ferroviarios: Linea Beira Alta (Fuentes de Oñoro-Salamanca); Plataforma logística Elvas-Badajoz; Covilha-Guarda: Viana do Castelo-Valença; Eje Atlántico (Lisboa-Oporto-Vigo-Santiago de Compostela- Coruña).

-Nuevas infraestructuras ferroviarias: Tramo Evora-Caia en la línea Lisboa-Sines-Evora-Badajoz-Cáceres-Madrid.

-Internet: Proyecto piloto 5G para corredores Oporto-Vigo; Evora-Mérida; Aveiro-Salamanca; Faro-Huelva.

GESTIÓN CONJUNTA DE SERVICIOS BÁSICOS

– Creación de una tarjeta médica transfronteriza.

– Cooperación en gestión de servicios de emergencias, como el 112 o protección civil e incendios forestales.

– Intensificar la vigilancia mixta de la frontera y en las costas ante los flujos de inmigración.

DESARROLLO ECONÓMICO E INNOVACIÓN TERRITORIAL

– Impulsar la armonización fiscal entre ambos países.

– Reforzar las relaciones empresariales luso-españolas.

– Establecer un programa de desarrollo agroforestal y agroalimentario.

– Promover el turismo con especial atención a las zonas despobladas.

AMBIENTE, ENERGÍA, CENTROS URBANOS Y CULTURA

– Apoyar la gestión de las áreas protegidas transfronterizas.

– Impulsar las energías renovables y descarbonización de la economía.

– Avance en proyectos culturales transfronterizos.

– Apoyo a la innovación tecnológica.

 

A lo largo de la próxima semana EL TRAPEZIO continuará la cobertura de la Cumbre con artículos de opinión y reacciones.