Español Portugués, Portugal

El proyecto de reintroducción del lince ibérico en territorio peninsular, creado por los Gobiernos de España y Portugal, está teniendo éxito, según el secretario de Estado de Conservación de la Naturaleza, Bosques y Ordenación del Territorio, João Catarino.

«Por supuesto, podemos estar orgullosos del trabajo que se ha hecho en la última década para salvar a esta especie, que ha estado fuertemente amenazada, y que sigue estando amenazada, pero creo que hoy podemos mirar su futuro con más seguridad que hace cinco o seis años», afirmó João Catarino a la Agencia Lusa. También informó que los dos Estados concurrieron al programa LIFE de la Unión Europea, y que la misma candidatura ya tuvo un dictamen favorable para intervenir en áreas donde los linces viven al aire libre, y donde pueden ser liberados sin ningún tipo de restricciones.

En la actualidad, hay alrededor de 800 ejemplares de este animal ibérico en libertad, lo que supone un aumento considerable de las cifras existentes en los años 70 y 80, cuando eran menos de 200. A principios de este milenio, esta cifra se situó en unos 200 ejemplares en peligro, que era el total existente en los dos países.

Con este proyecto en desarrollo, ya han nacido 91 linces ibéricos. De estos, 75 han nacido en los últimos dos años, muchos en el Centro Nacional de Reproducción de Lince Ibérico (CNRLI), en Silves, en el Algarve.

En Portugal hay 109 linces ibéricos viviendo en la naturaleza. Se cree que, en las próximas décadas, el felino más amenazado del mundo podrá salir de la lista de animales en vías de extinción.