Español Portugués, Portugal

Sara Correia presentará al público madrileño su segundo álbum, “Do Coração” (“Del corazón”). La artista ha hablado con EL TRAPEZIO de su nuevo trabajo transmitiendo la felicidad que siente por actuar en Madrid. El concierto forma parte de la programación de la Muestra de Cultura Portuguesa en España.

¿Qué significado tiene cantar en Madrid en un ambiente tan difícil para el mundo artístico?

Estoy muy ansiosa. Cuando supe que iba a cantar en Madrid me puse muy contenta porque es la primera vez que actuaré en un teatro en Madrid. A pesar de todo, de este año tan complicado que estamos teniendo, es muy gratificante en este momento poder cantar a Madrid, es un privilegio enorme. Echo en falta los conciertos fuera de mi país, poder cantar, ver público… Estoy contento y con muchas ganas de cantar fado en Madrid.

¿Cómo fueron los últimos meses para usted?

Continuamos trabajando en otras cosas. No tuvimos conciertos, pero seguimos yendo al estudio, a cantar, aproveché para tener clases de idiomas…y hago siempre los deberes que es cantar todos los días y no parar, es importante. Siento una urgencia muy grande de cantar, ir a Madrid, es increíble,  !por fin voy a cantar!

Presenta su nuevo disco que se pospuso por causa del coronavirus

Acabamos este disco a finales de 2019 y estaba prevista la presentación en abril, pero tuvo lugar la pandemia y se aplazó hasta septiembre. Acaba de salir, este bebé tiene pocos días (risas). Quisimos esperar porque las personas no estaban centradas en la música sino en la horrible pandemia. En Portugal todavía no presenté el disco, pero participé en un evento en la Santa Casa de Alfama por motivo de los 100 años del nacimiento de Amália.

¿Es un disco muy diferente al primero?  

Hay una continuidad, pero con más madurez y con otras influencias musicales. Quiero siempre desafiarme, es lo bueno que tenemos en la vida, superarnos cada vez. Decidimos continuar en la línea del fado, pero hacer otras cosas, con instrumentos musicales, pero manteniendo la personalidad de la voz. Es una continuación del primer disco, sin duda.

¿Es un disco más arriesgado?

En este álbum tenemos la suerte de tener a muchos autores conocidos en Portugal que han compuesto para mí y cuando recibimos ese abanico de cosas fue algo instintivo. Ya me quise superar a mí misma, desafiarme a mí misma y tal vez sí, quise ahora arriesgar.

¿Es muy diferente cantar en un concierto que en una casa de fados?

Adoro los conciertos, pero también las casas de fados, son dos cosas completamente diferentes. Acostumbro a decir que la casa de fados es la iglesia del fadista, donde vamos a buscar todo para después hacer los conciertos. Pero los conciertos son otra adrenalina, otra forma de encarar el fado, y es nuestro proyecto. Es algo totalmente diferente. Es ser fadista y ser artista. La fadista se transforma en artista en el escenario.

Desde pequeña acompaña a su familia en las casas de fado. ¿Continúa cantando allí?

Hace casi dos años que canto una vez por semana en una casa de fados. He tenido bastante trabajo, antes de la pandemia, ha viajado bastante. Estuve en India, Corea del Sur, Chile, Bélgica, Holanda….canté mucho y fui poco a las casas de fado. Pero comencé a cantar con 9 años y muy mi trayectoria en a las casas de fado lo que generó ahora tener dos álbumes. Es muy importante no olvidarnos de nuestras raíces y de dónde venimos, es lo más importante.

¿Por qué cree que a las personas les gusta tanto el fado incluso en países donde no entienden el significado de la letra?

No se puede explicar lo que es el fado, sólo se entiende cuando se escucha y se ve al fadista cantar. Sólo viendo se entiende que hay algo alrededor. El fado son emociones, sentimientos. Sólo quien ve a la fadista puede tener una idea de lo que la música significa. El fado acontece, no está siempre presente.

¿Le sorprende ver como el público acompaña su música?

Ha ido muy bien, a veces tenemos que explicar lo que es el fado. Como artistas, es lo que tenemos que hacer. Como fadista, lo mostramos sin explicar. Las personas entienden, se emocionan, hay algo alrededor del fado que hace que las personas se enamoren. Es increíble la magia que se produce. Es muy gratificante ver que a las personas de fuera les gusta el fado.

Hay muchas voces nuevas que cantan fado. ¿Cómo ha visto esta evolución?

Estoy muy contenta cuando veo que otras colegas logran levar el fado más allá de nuestras fronteras, y continúan nuestra tradición portuguesa. Creo que más personas van a seguir haciendo esto, tal y como yo lo he logrado. Esta es la historia del fado, continuar la tradición, pasar la palabra a los jóvenes. Yo quiero dejar una página en el libro del fado.

¿Amália ha sido su mayor inspiración?

Siempre lo fue, desde que soy pequeña Amália es mi mayor referencia. Y siempre es un privilegio cantar temas de Doña Amália Rodrigues y poder cantar, en el año de su centenario de nacimiento, en todos los espectáculos que hay en su memoria. Es gratificante y un gran honor.

¿Ya ha colaborado con artistas españoles?  

Voy a trabajar con un artista en España, pero todavía es secreto… Es bastante conocido y vamos a comenzar en breve. Estoy muy ansiosa por poder mostrar este trabajo.

¿Le gusta la música española?  

La adoro. Soy fan de la música española, adoro a la artista Cocha Buika. Me gusta bastante otro tipo de música, como la de Rosalía. Adoro flamenco y todo lo que sea español.