Apuntes para un programa electoral iberista

Comparte el artículo:

Desde principios del año 2015 en que se fundó el Partido Ibérico-Íber, ha existido cierta expectativa en relación a la posibilidad de disponer de candidaturas ibéricas en las diferentes elecciones de España y Portugal.

De momento se ha materializado la obtención de un concejal en la localidad de Puertollano, en Castilla la Mancha, por parte del Partido Ibérico-Íber en las elecciones municipales de 2018. El concejal electo fue el histórico dirigente político Casimiro Sánchez Castejón, que fue alcalde de la Ciudad Manchega entre 1994 y 2003 en las filas del Partido Socialista Obrero Español.

La articulación política del movimiento iberista no ha cuajado de una manera potente en un partido político, sin embargo, los movimientos civiles siguen con una actividad importante y han conseguido interlocución con los poderes públicos e influencia en las políticas de los Estados, tanto a nivel nacional como local. El propio Tratado ibérico de Amistad y Cooperación recoge la cuestión de estructurar el diálogo entre las sociedades civiles y los gobiernos.

La posibilidad de candidaturas iberistas es una cuestión que ilusiona especialmente a las bases de nuestro movimiento, un instrumento que supondría un salto cualitativo fundamental. Estamos preparados para acoger el apoyo de los actores sociales que harían posible estas candidaturas; disponemos de bagaje, preparación y talento suficientes.

El contenido del programa iberista está bastante perfilado dada la intensa actividad que hemos venido realizando. La premisa básica es clara: poner la relación ibérica entre España y Portugal en el primer escalón de prioridades políticas de alianza y cohesión entre España y Portugal; porque la política es en gran medida priorizar y porque más allá de políticas concretas: el iberismo es una actitud.

Ya en 2017 el Partido Ibérico Íber lanzó sus 111 medidas para la comunicación y el entendimiento entre Portugal y España. Y a lo largo de estos años hemos ido matizando y proponiendo nuevas medidas, que van desde asuntos de gran calado de política internacional a asuntos del día a día de la frontera. Algunas de estas ideas y propuestas han sido escuchadas y tenidas en cuenta, total o parcialmente, por los gobiernos.

En un esfuerzo de condensación, con la intención de “repetir el mensaje” para que calen cada vez más las ideas-fuerza de un programa político iberista que marcaría la diferencia. Bajo mi perspectiva, estas ideas pueden resumirse en los siguientes puntos en políticas de Estado:

-Creación de un Ministerio de Cooperación ibérica común, que coordine las relaciones y la armonización de las políticas entre los estados.

-Solicitud conjunta de entrada en el G-7, con la idea de ganar presencia internacional conjunta.

-Desarrollo de una estrategia común para posicionamientos políticos en el seno de la UE.

– Impulso institucional a la creación y desarrollo de la marca Iberia.

-Desarrollo de Institutos Camões-Cervantes para la difusión de nuestras lenguas y cultura por el mundo.

-Convalidaciones automáticas de todas las titulaciones de los sistemas educativos.

-Armonización salarial con la implantación de un Salario Mínimo Ibérico.

-Implantación de la asignatura de portugués en España y de español en Portugal, como disciplina optativa para el alumnado, pero de obligada oferta para los centros educativos.

-Consideración como prioritario el desarrollo de las infraestructuras de transportes, entre ambos países.

-Implantación de un único huso horario para la Península.

-Exigir el desarrollo máximo de las potencialidades del Tratado de Amistad y Cooperación firmado en 2021 durante la Cumbre de Trujillo.

 

En política local transfronteriza:

-Libre elección de centros educativos de ambos países, por parte de los estudiantes en el entorno fronterizo.

-Libre elección de centros sanitarios de ambos países en toda la zona de frontera.

-Generalización de las Agrupaciones Europeas de Cooperación Transfronteriza (AECT), constituidas como eurociudades y otras entidades territoriales a lo largo de toda la Raya.

-Generalización del proyecto Escuelas de Frontera, promovido por la OEI.

-Desarrollo de una red de comunicación local entre las localidades rayanas.

-Exigir la implementación completa de la Estrategia Común de Desarrollo Transfronterizo con compromisos y plazos de ejecución concretos convenientemente dotados presupuestariamente.

 

Deseamos y trabajamos para que puedan materializarse estas candidaturas que pongan a lo ibérico en el foco político principal, mientras seguimos, desde los movimientos civiles, haciendo una tarea de difusión de nuestro ideario, dialogando y tratando de influir, democrática y constructivamente, en los poderes públicos y en los partidos políticos.

 

Pablo Castro Abad

Noticias Relacionadas

Iberia en datos

Los principales indicadores sobre la realidad de la península ibérica e islas son fundamentales para entender, analizar y valorar las posibilidades de las relaciones entre