Valladolid reivindica situar al Duero/Douro entre los grandes ríos vitivinícolas del mundo

Un mayor trabajo en conjunto permitiría posicionar mejor los vinos en el mercado internacional

Comparte el artículo:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

La II edición del Duero Internacional Wine Fest, celebrado esta semana en Valladolid, ha puesto de manifiesto la necesidad de una mayor colaboración a ambos lados de la frontera para posicionar mejor la producción vinícola de la cuenca hidrográfica del Duero. “Uno de los objetivos de ese congreso es el de reivindicar el Duero/Douro como uno de los grandes ríos vitivinícolas del mundo. Un río que destaca por su riqueza varietal y su calidad”, explica a EL TRAPEZIO Jorge Llorente, viceconsejero de Desarrollo Rural y director general del Instituto tecnológico Agrario de Castilla y León.

Este evento, cuya primera edición se celebró en Burgos y está pendiente de elegirse la ubicación de la próxima, “es un referente del conocimiento vitivinícola por la calidad y la variedad de los ponentes y de las conferencias”, resalta Llorente. En total han participado 51 ponentes, 14 de ellos portugueses, y ha reunido a 162 bodegas y a más de 500 asistentes. Y es igualmente una oportunidad para “seguir hermanándonos con Portugal. Podemos aprender mutuamente par posicionarnos en el mercado internacional”, añade.

El viceconsejero recuerda que existen proyectos empresariales que envuelven a ambos países que han tenido éxito y que en los últimos 20 años se ha producido un avance enorme gracias al buen hacer de los agricultores y bodegueros. “Si los dos países se unen y ponen en común lo aprendido el resultado es exponencial”, señala. El gobierno vallisoletano espera que este congreso sea catalizador “para seguir avanzando”. El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, puso el ejemplo del trabajo realizado por Portugal con sus vinos del río Douro, por “el entusiasmo y la riqueza con lo que lo desenvuelven”.

A lo largo de los cerca de 900 kilómetros del río Duero hay miles de hectáreas dedicadas al cultivo vitícola. En Castilla y León existen más de 70.000 hectáreas de viñedos y alrededor de 650 bodegas, un sector donde trabajan 19.000 personas que genera más de 1.000 millones de euros anuales. En 2020 se exportaron vinos por un valor de 167 millones de euros. La región cuenta con 13 denominaciones de origen, aunque no todas pertenecen a la cuenca hidrográfica del Duero. Una de cada cuatro botellas que se descorchan en España, de vino calidad, es de Castilla y León donde el vino “es un sector en continua modernización, en explosión”, resaltó Pedro Ballesteros, Master of Wine, durante su intervención en el congreso.

Noticias Relacionadas