Español Portugués, Portugal

Podrán participar, en el I Premio Nostradamus 2020 al mejor falso recuerdo documentado, todos aquellos confinados que hayan predicho y propuesto la solución ‘a priori’ más lógica y más perfecta a la pandemia del coronavirus. Evidentemente, tienen que haberlo pensado y documentado antes que toda la comunidad científica.

SÓLO PODRÁN POSTULARSE aquellos confinados, críticos con la gestión de la crisis, que no participen directamente de las tareas prácticas de emergencia y que no trabajen en el sector alimentario o de producción de ventiladores o material sanitario.

QUEDAN EXCLUÍDOS aquellos legítimos críticos no confinados que luchan en primera línea contra el coronavirus y procuran soluciones prácticas. Igualmente excluidos están aquellos críticos confinados que lo hagan con humildad u honestidad, por ejemplo, contextualizando la falta de financiación -años atrás- de las investigaciones sobre el SARS o, incluso, poniendo el acento en la falta de previsión de los servicios secretos y de prestigiosos Think Tanks geopolíticos. También están excluidos aquellos críticos con propuestas viables, constructivas y realistas en el marco de una lucha sostenible y eficaz contra el virus. Queda excluido, asimismo, Bill Gates, que fue el único que avisó -hace cinco años- que los Estados no estaban preparados para la siguiente epidemia.

Según las BASES del I Premio Nostradamus 2020, entre los requisitos exigidos para presentarse a este galardón, hay que demostrar documentalmente:

1) QUE EL AUTOR NO TENGA UNA PUBLICACIÓN O REGISTRO DE IMPACTO que demuestre su predicción.

2) QUE EL AUTOR HAYA REALIZADO VARIAS PREDICCIONES DISTINTAS SOBRE ESTA EPIDEMIA, U OTROS “APOCALIPSIS”, CON DESIGUAL ACIERTO. Es decir, que se demuestre una “credibilidad cero”.

3) QUE EL AUTOR NO SE HAYA SOMETIDO A CRÍTICA de investigadores veteranos en SARS y de especialistas en economía de guerra.

Por otro lado, SE VALORARÁ POSITIVAMENTE aquellas contribuciones de científicos o políticos, avalados por modelos matemáticos, que ELUDAN las consecuencias económicas de un cierre total e insostenible, tales como desabastecimientos alimentarios y sanitarios y la ruptura de cadenas de producción y distribución de nuevas actividades estimuladas por el nuevo tipo de demanda “a domicilio” para confinados, así como se requiere que SE IGNORE -en el modelo matemático- un escenario de desempleo total, caos social y quiebra del Estado (y con él, el de la sanidad pública).

ESPECIALMENTE APRECIADOS, en este I Premio Nostradamus 2020, serán aquellos trabajos que se aprovechen de la crisis sanitaria para aplicar una “solución nacionalista” al coronavirus. Las hipótesis sobre “virus chino” o “virus español” son bienvenidas. Pueden adjuntar entrevistas a la BBC para mentir y vilipendiar al propio país y Estado, o, incluso, peticiones miserables de cárcel generalizadas -vía mentideros de whatsapp- contra nuestros dirigentes políticos.

Hasta aquí las bases del irónico I Premio Nostradamus 2020.

Desde la humildad y el máximo respeto a la dramática situación, conviene reconocer ese fenómeno humano, que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, describía del siguiente modo:

“El ser humano sucumbe con frecuencia a lo que se conoce como el sesgo de retrospectiva. Consiste en que una vez que la gente conoce el desenlace de un evento tiende a pensar que podrían haber predicho ese desenlace anticipadamente. Es obvio que con lo que sabemos hoy el mundo no hubiese actuado de la misma forma ayer. Es obvio que si China hubiese conocido las consecuencias del brote hubiese actuado de distinta manera. Es obvio que Francia no hubiera mantenido la primera vuelta de las elecciones locales si hubiera sabido que debería cancelar la 2ª vuelta dos días después. Se decretó el Estado de Alarma cuando se tuvo la certeza de que resulta imprescindible y solo entonces. Porque los derechos que restringe y los bienes que pone en juego son lo suficientemente valiosos como para ser preservados hasta el último instante. (…) “El Gobierno impulsará una Comisión de Estudio y Evaluación que analice con rigor la situación en la que se encuentra la Sanidad Pública y elabore un Libro Blanco a fin de realizar los ajustes y cambios que se revelen necesarios”.

Este artículo procura reflexionar sobre los engaños y autoengaños, de buena y mala fe, que recorren actualmente nuestros pensamientos y sentimientos. La convergencia fatal y trágica de un pánico justificado, con unos pensamientos cuñado-confinados en base a falsos recuerdos y brocha gorda, nos hace reflexionar sobre la manera con la que el género humano reacciona en estas circunstancias. Mi pensamiento está con los que están en la acción en primer lugar, y, en segundo, con quien obedece estoicamente y muestra su apoyo con quienes están en la acción en primera línea contra el coronavirus. Mi desprecio para los falsos profetas, los sectarios de bandera y los MacGyvers de salón.

PD: And de winner of Nostradamus Awards 2020 is…. Capitán “A Posteriori”, personaje de ficción de la serie de South Park. Lo entenderán cuando vean el vídeo.

 

Pablo González Velasco es coordinador general de EL TRAPEZIO y doctorando en antropología iberoamericana por la Universidad de Salamanca