Español Portugués, Portugal

De todos es conocida la llamada “cuestión de Olivenza” (questão de Olivença, en portugués). Para el que no lo sepa, este pueblo extremeño sería para Portugal lo que Gibraltar es para España. O sea, la administración y soberanía española de Olivenza y de sus territorios adyacentes no son reconocidas por Portugal.

De manera resumida, y para que todos sepan porque esta cuestión ha llegado hasta nuestros días, tenemos que remitirnos al Tratado de Badajoz de 1801 en el que este territorio fue anexado a España. Tras años de denuncias por parte de los portugueses, en 1815, España reconoce en el Congreso de Viena que la soberanía de Olivenza es portuguesa y se compromete a su devolución lo más rápido posible. Sin embargo, esto nunca llego a suceder. Entiendan ahora entonces, como esta cuestión de hace más de 200 años, levanta aún suspicacias en nuestros vecinos, tanto así que muchos mapas portugueses, de los que se estudian en las escuelas, incluyen Olivenza dentro del territorio luso. Así, el niño portugués crece sabiendo que ese es un territorio, cuanto menos, usurpado.

De ahí, precisamente viene el título de este artículo, de los niños. Y es que un hecho que ha ocurrido en este mes ha pasado algo desapercibido en la prensa, pero me ha parecido tan de vital importancia que he decidido escribir sobre ello.

Según la RESOLUCIÓN de 6 de julio de 2020, la Secretaría General de Educación de Extremadura autoriza a implantar una sección bilingüe desde el curso escolar 2020/2021 al CEIP Francisco Ortiz López de Olivenza. Esta es una gran noticia y más si cabe si tenemos en cuenta que esa sección bilingüe se implantará en la etapa de Educación Infantil. En la práctica, esto significa que los oliventinos de tres a seis años aprenderán con el portugués como lengua vehicular. Este es un hecho insólito a nivel nacional que a su vez sirve para que estos niños y niñas, que poco saben ahora de soberanía, se reencuentren con sus raíces.

Ya hablé en un artículo anterior de como el portugués se ha convertido en un diferenciador educativo de la Comunidad Autónoma de Extremadura con respecto a otras regiones del panorama nacional. Se calcula que el 75% de los españoles que aprenden portugués lo hacen en esta región. Pero el tema que nos ocupa es aún más importante, porque el bilingüismo no supone aprender sólo tener una asignatura para aprender una lengua, sino que esa lengua sea la utilizada a la hora de la enseñanza de otras materias.

No debemos pensar que el caso de esta nueva sección bilingüe abierta en Olivenza es algo nuevo en la región, aunque sí lo sea en una etapa como la infantil. En Extremadura, desde 2006 ya existía la posibilidad de que los centros educativos implantasen un proyecto de sección bilingüe en portugués. Aun así, hay que remitirse hasta 2011 para ver esta opción hecha realidad cuando el I.E.S. Francisco Vera de Alconchel (Badajoz) solicitó la apertura en sus instalaciones de la primera sección bilingüe de portugués en Extremadura, y, por lo tanto, de España.

Si nos acogemos a las diferentes órdenes o decretos de bilingüismo en Extremadura, podemos afirmar que la Consejería de Educación estaba deseando que esas secciones bilingües no fuesen sólo de lenguas como el inglés o el francés. Podemos leer literalmente en estos documentos a los que me refiero frases del tipo: “se tendrá en especial consideración el centro bilingüe que tenga como idioma de la sección el portugués” o epígrafes enteros en los que se decía ya en 2009: “se quiere seguir potenciando la enseñanza y el aprendizaje de la lengua portuguesa como elemento de definición de la educación en Extremadura. Se pretende que el portugués, debido a incuestionables razones geográficas, económicas y culturales, se presente como la lengua que pueda afirmar nuestra construcción europea, fomentar nuestro plurilingüismo y construir un espacio amplio de cooperación regional entre los dos países”.

Tras ver como en aquel instituto de Alconchel consiguieron sacar adelante el proyecto, tan sólo un año después, en el curso académico 2012, realizaba su apertura una nueva sección bilingüe, pero en este caso de Educación Primaria, en el C.E.I.P Manuel Pacheco de la ciudad de Badajoz.

La tercera de las secciones bilingües existentes abre sus puertas en el curso 2013 en el I.E.S. Luis Chamizo de la localidad de Don Benito, en Badajoz. Este es un hecho digno de mención si tenemos en cuenta que las otras dos secciones bilingües se encuentran muy próximas a la frontera y que Don Benito se encuentra a un poco más de cien kilómetros del país vecino, lo que indica que el portugués como lengua extranjera en los centros educativos extremeños se va expandiendo por toda la geografía regional.

La cuarta y última autorizada hasta el momento, es la sección bilingüe del centro oliventino al que dedico este artículo. Por lo que vemos que, aunque el proceso de creación de nuevas secciones bilingües en portugués se observa lento, por otro lado, ya se cuenta en la región con bilingüismo en este idioma en tres etapas educativas, Infantil, Primaria y Secundaria. Previsiblemente, en los próximos cursos académicos, asistiremos a la apertura de nuevas secciones bilingües, mientras tanto dejemos que la más simbólica de ellas, la de Olivenza, comience su andadura y haga reencontrarse aún más a los oliventinos con sus raíces portuguesas.

 

Álvaro Terrón Sánchez, maestro de Educación Primaria y Máster en formación en portugués para el profesorado.