Español

En 2019, se produjeron 117,4 millones de botellas de vino de la región de Alentejo. Estas cifras muestran un aumento del 3,8% en comparación con 2018 y expresan el empuje de los vinos del Alentejo, que se valoran cada vez más en el mercado nacional e internacional, donde reciben las distinciones dadas en las innumerables ferias que visitan. Según los datos presentados, el vino regional de Alentejo tuvo un aumento significativo, especialmente en los vinos originarios de las subregiones de Portalegre (+ 38%) y Granja-Amareleja (+ 17%).

Con respecto a este crecimiento de la producción, Francisco Mateus, presidente de CVRA (Comisión Regional del Vino de Alentejo) explica que “estos resultados revelan que la región es dinámica y que la producción de cada año influye en el potencial comercial de los productores, dado que la cosecha de 2018 había tenido más producción lo que permitió más ventas en 2019, una situación que no había ocurrido en los tres años anteriores”.

Dos características que pueden distinguir los vinos tintos de Alentejo de sus homólogos españoles son la presencia de un color más oscuro y un sabor fuerte, pero donde es posible sentir los sabores frutales fuertes. Los vinos portugueses más apreciados en el otro lado de la frontera son: los del Duero, los verdes de Bairrada, el moscatel dulce de la región de Setúbal o el histórico vino de Madeira (símbolo de la región autónoma en todo el mundo).

Portugal es el cuarto mayor exportador europeo de vinos, solo por detrás de España, Francia e Italia. Con respecto al panorama global, los vinos elaborados en suelo portugués son muy apreciados y solo el año pasado estuvieron valorados en 738 millones de euros.