Portugal albergará la mayor reserva marina de Europa

El proyecto contribuirá a aumentar la diversidad marina y a garantizar la integridad de los ecosistemas

Comparte el artículo:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

El Gobierno Regional de Madeira ha anunciado la creación de la que será la mayor área marina protegida -con protección total- de Europa y del Atlántico Norte, mediante la aprobación de una nueva designación legal de la Reserva Natural de las Islas Salvajes, ampliando significativamente la protección que rodea las aguas de estas islas, en el año del 50º aniversario de su establecimiento legal. Las Islas Salvajes forman parte de la Macaronesia ibérica.

Este proyecto está respaldado por estudios científicos y jurídicos, así como por los datos recogidos en las expediciones científicas realizadas en los últimos años. La ampliación de esta reserva por parte del Gobierno Regional refuerza el compromiso de Madeira con la protección del que es el ecosistema más prístino del Atlántico Nordeste. La declaración de esta zona marina totalmente protegida abarca un territorio de 2.677 kilómetros cuadrados, en un área de 12 millas náuticas alrededor de las Islas Salvajes. En esta reserva ampliada, todas las especies están ahora totalmente protegidas contra todas las actividades extractivas como, por ejemplo, la pesca y la minería.

Miguel Albuquerque, presidente del Gobierno Regional de Madeira, señala que «Madeira ha sido una referencia mundial en cuanto a políticas de conservación de la naturaleza, aspecto que se refuerza aún más con esta medida». Alburquerque ha añadido que «dando este ejemplo de capacidad y determinación al mundo, espera servir de inspiración para que otros responsables tomen medidas similares, en pro de la preservación de nuestros océanos».

Según las autoridades portuguesas, reforzar la protección de las Islas Salvajes contribuirá a aumentar la diversidad marina, la riqueza genética y la capacidad de reproducción de las especies, incluidas muchas de interés comercial. También garantizará «la integridad de los ecosistemas contribuyendo a una mejor conservación marina en todo el Atlántico Nororiental». Esta decisión igualmente permitirá promover el desarrollo económico de la Región Autónoma de Madeira, a través de la valoración de su capital natural.

Esta decisión cuenta con el apoyo directo de la Fundación Oceano Azul, National Geographicy y el Instituto Waitts que han contribuido a la recopilación de datos que respaldan científicamente la decisión ahora anunciada. Para José Soares dos Santos, presidente de la Fundación Océano Azul, «el valor natural de la biodiversidad de las Islas Salvajes es extraordinario e insustituible. Basada en estudios científicos y en las expediciones realizadas, la decisión del Gobierno Regional refuerza el posicionamiento de Madeira en la conservación y valoración del océano».

Noticias Relacionadas

Aranjuez, um paraíso real e monumental

O Real Sitio e Vila de Aranjuez é um dos lugares reais da monarquia espanhola mais interessantes para visitar na Comunidade de Madrid: reúne monumentos,