Español Portugués, Portugal

En pleno municipio de Chaves (Eurociudad Chaves-Verín), en el corazón de Trás-os-Montes, y a pocos kilómetros de la frontera con España, podemos encontrar el centenario Vidago Palace Hotel, uno de los mejores centros hoteleros de Europa. Después de haber sido remodelado en 2010 por el arquitecto Siza Vieira (premio Pritska), este hotel de 5 estrellas ofrece a sus visitantes lo mejor de la historia con los más modernos equipamientos.

Próximo a la Raya, este lugar posee multitud de encantos naturales, especialmente, de carácter termal. Estos son el principal atractivo turístico de una de las zonas más bellas y serenas de Portugal.

Entrando en la villa de Vidago, donde el cuartel de bomberos nos transporta al siglo pasado, nos encontramos con el lujoso hotel termal diseñado por el arquitecto José Ferreira da Costa. El primer dueño de este hotel, el Conde de Caria, era una figura vinculada a la realeza de la época. Todo el lujo que se puede ver en la decoración fue ideado durante el reinado de D.Carlos I.

Fiestas épicas

En los años 50 y 60, la fama del Vidago Palace Hotel se intensificó debido a las fiestas que allí ocurrían; haciendo que las familias de la alta sociedad olvidaran los malos recuerdos de la II Guerra Mundial. Todas las preocupaciones terminaban en cuanto se entraba en el hotel, y se subían las románticas y peculiares escaleras de este palacio.

Elegancia y lujo

Con un espacio elegante y repleto de materiales nobles, este hotel es un lugar único para las vacaciones. Ni siquiera sus altos precios suelen ser disuasorios, con una ocupación que suele estar siempre en el 60% (de momento, dada la actual pandemia, este espacio está cerrado).

La mayoría de sus visitantes son ciudadanos portugueses de entre 30 y 60 años, pero también es visitado por extranjeros. Los turistas españoles, franceses o ingleses son los que más buscan este espacio para poder disfrutar de las terapéuticas aguas del Vidago (de interés nacional), que se utilizan en los tratamientos del spa, el cual ha llegado a ser considerado el mejor de Europa por los World Luxury Spa Awards.

Situado en el Parque das Pedras Salgadas, que tiene 110 kilómetros y árboles gigantescos, destacan los campos de golf (muy apreciados por los golfistas que vienen hasta aquí para enfrentarse a las dificultades de los 18 hoyos que componen este golf de montaña; inaugurado en 1936, y en donde mensualmente se realizan diferentes pruebas que enfrentan a algunos de los mejores golfistas nacionales); las pistas de tenis, y la piscina al aire libre (tiene otra cubierta en la zona del spa).

En el exterior del edificio hay un recorrido de trekking para mantener el cuerpo sano o, si lo desea, dar algunos paseos en bicicleta para conocer mejor a la gente y la cultura de esta región de Trás-os-Montes.

Son muchos los secretos que este palacio centenario tiene para revelar a sus visitantes. Secretos que podrá descubrir en cuanto los hoteles reabran.