Español Portugués, Portugal

A consecuencia de la nueva variante de la Covid-19 descubierta en Brasil, el Gobierno británico ha decretado la prohibición de vuelos provenientes de varios países de América Latina. El hallazgo de esta nueva variante brasileira del coronavirus (no se sabe si es resistente a las vacunas existentes) está preocupando al Gobierno de Boris Johnson, que ha visto en la restricción de las conexiones aéreas la medida necesaria para proteger el territorio de nuevas infecciones provenientes del extranjero.

La prohibición de las llegadas de Argentina, Brasil, Bolivia, Cabo Verde, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana Francesa, Guyana, Panamá, Paraguay, Perú, Suriname, Uruguay y Venezuela ha entrado en vigor a partir de las 04:00 de la mañana del 15 de enero. No obstante, no todos los países de América Latina están incluidos en la lista de excluidos de viajar al Reino Unido. Grant Shapps, secretario de Estado de los Transportes, ha recurrido a Twitter para anunciar que Portugal también formará parte de esta prohibición debido a la fuerte vinculación que tiene con Brasil, pero explica que tal decisión fue tomada con la intención de «reducir el riesgo de infecciones. Sin embargo, existe una excepción para las empresas de transportes que viajen desde Portugal (únicamente), para permitir la circulación de mercancías esenciales”. Cabo Verde también forma parte de la lista británica.

Esta prohibición de viajar no se aplica a ciudadanos británicos o irlandeses que provengan de estos países. Ellos podrán viajar, pero tendrán que hacer una cuarentena de 10 días. Según el periódico The Guardian, los Gobiernos regionales de Escocia y del País de Gales dentro de unos días tomarán medidas semejantes.

Sorpresa negativa

El ministro de Asuntos Extranjeros portugués, Augusto Santos Silva, ha considerado «absurda» y «sin lógica» la decisión del Reino Unido suspender los vuelos con Portugal, medida «súbita e inesperada» cuyos fundamentos ha afirmado desconocer.

Según Santos Silva, actualmente, los viajes de Brasil a Portugal pueden realizarse solamente por razones esenciales: viajes de ciudadanos portugueses o residentes en Portugal, o viaje de ciudadanos de países terceros que tiene que desplazarse a Portugal por razones profesionales, agrupamiento familiar o de estudio.