El ciclista vallisoletano Guillermo Prieto completa los 1.274 kilómetros de La Raya por una causa solidaria

Los fondos recaudados por el deportista adaptado irán para instalar una clínica de Fisiomer en Villalpando (Zamora)

Comparte el artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El ciclista vallisoletano Guillermo Prieto, deportista adaptado y especialista en carreras de ciclismo ‘non stop’, ha cumplido el reto de recorrer en bicicleta y sin etapas durante 75 horas los 1.274 kilómetros que separan, de norte a sur, la frontera entre España y Portugal. Guipuzcoano de nacimiento y afincado desde hace años en Valladolid, Prieto partió el pasado domingo de La Guardia (Pontevedra) y no ha dejado de pedalear hasta llegar este miércoles a Ayamonte (Huelva), parando solamente para alimentarse, dormir unas pocas horas y las necesidades más vitales.

Han sido casi 1.300 kilómetros de distancia recorridos en 75 horas, con 13.400 metros de desnivel acumulado. El objetivo de este reto ha sido recaudar fondos para el proyecto Fisiomer puesto en marcha por Aspaym Castilla y León, que lleva el servicio de fisioterapia al medio rural. En este caso, los beneficios son para impulsar una clínica en la localidad zamorana de Villalpando, según informa Tribuna de Salamanca.

“Ha sido el recorrido más difícil que he hecho a lo largo de mi trayectoria. Incluso en algún momento pensé que no podría con ello”, ha afirmado con satisfacción Guillermo Prieto nada más llegar a la localidad onubense. No en vano, durante el recorrido, ha tenido que hacer frente a la fuerte lluvia, especialmente en la provincia de Ourense hacia Miranda do Douro, en Portugal, y afrontar las intrincadas carreteras de los Arribes por la provincia de Salamanca y pelear con el viento en contra, ya en tierras extremeñas y andaluzas. “El domingo no he dormido nada, el lunes, unas horas; y la noche del martes, que ha sido de mucho frío, he tenido que dormir dos pequeños tramos de cinco minutos cada uno”, ha relatado el deportista.

Noticias Relacionadas

Entre Oyarzabal e o Jabaquara: muito mais que uma bola rolando

                                                                                 “Rubro amarelo, hás de vencer,                                                                                  o Jabaquara jamais há de morrer                                                                                   Rubro amarelo, sempre estarás                                                                                  em nossa alma, em nosso coração”

Deja un comentario