Espeja acoge un encuentro transfronterizo e iberista para buscar soluciones a los problemas de La Raya

Con un público de unas 60 personas, entre portugueses y españoles, el movimiento cívico ibérico quiere que los Gobiernos se impliquen en el cumplimiento de sus acuerdos

Comparte el artículo:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

En la pequeña localidad de Espeja, en plena Raya salmantina, se ha celebrado un Encuentro Transfronterizo de Desarrollo, organizado por el Frente Cívico Vilar Formoso-Fuentes de Oñoro y el Foro Cívico Ibérico, donde se han expuesto una serie de ponencias que han abordado las posibles soluciones a la despoblación de los territorios de frontera. Al acto han acudido 60 ciudadanos y ha contado con el apoyo logístico del Ayuntamiento de Espeja.

El encuentro ha sido presentado por Pablo González Velasco, coordinador general de EL TRAPEZIO, quien ha remarcado la importancia de unas buenas comunicaciones, entre España y Portugal, en el ámbito mediático, ferroviario y transfronterizo. González Velasco ha realizado un balance de los hitos del Foro Cívico Ibérico en el último año, cuyas demandas se vieron -en algunos casos- cumplidas, como fueron: el Mecanismo de Seguimiento de las Cumbres Ibéricas y la movilidad transfronteriza a 30km (al final del periodo de cierre de fronteras).

El Foro Cívico Ibérico, bajo el impulso de EL TRAPEZIO y de varias asociaciones luso-españolas, es un foro de diálogo y de fiscalización de las medidas incumplidas por ambos Gobiernos. “Creemos necesario que se cree urgentemente un mecanismo de ejecución de la Estrategia Común de Desarrollo Transfronterizo, en el que se concreten proyectos, presupuestos y plazos”, ha afirmado el coordinador general de EL TRAPEZIO, que también propone “un mecanismo de consultas a las entidades ibéricas que trabajan en pro del entendimiento hispano-luso”. El evento en sí mismo ha sido una reivindicación para que Espeja, y la Mancomunidad de los pueblos del entorno, formen también parte de la Eurociudad Puerta de Europa (Almeida-Vilar Formoso-Fuentes de Oñoro-Ciudad Rodrigo).

Viriato, como ejemplo

Según informa El Español-Noticias de CyL, Ana Morillo, presidenta de Viriatos Zamora, ha comenzado su intervención haciendo un guiño a todo lo que nos une, representado por “ese líder carismático que tuvimos hace 2.000 años, porque Viriato era lusitano y todos los que nos encontrábamos en esta zona, también somos herederos genéticos de aquel guerrero, que luchó por los derechos de su gente”.

Morillo ha afirmado que “si se ha despoblado el territorio, es porque antes tuvo población y la ha ido perdiendo con el paso del tiempo por las políticas erróneas que han ido aplicando, al contrario que otras comarcas como el caso de Laponia, que siempre ha sido un territorio con escasa densidad de población”. No obstante, “un territorio que se ha despoblado se puede volver a poblar”.

También la presidenta de Viriatos Zamora, que se ha mostrado crítica con los proyectos de minería en la Raya, ha considerado que la situación “genera un déficit de identidad ideológica, porque la ciudad nos convierte en seres individualistas, al contrario de lo que ocurre en las zonas rurales y ese patrimonio material y sobre todo inmaterial, que conserva el saber y la esencia popular, es la que debemos mantener y proteger”.

Más lo que nos une, que los que nos separa

Helena Alves, presidenta del Colegio de Especialistas en Inmunoterapia de la Asociación Médica Portuguesa, ha empezado su exposición haciendo un poco de historia y confiando en que, en esta reunión, saliera algo bueno y positivo, porque al final la frontera representa una línea invisible. Está convencida que hay más cosas que nos unen, que las que nos separan, porque “los que vivimos ambos lados de la Raya somos hermanos”. La ponente ha retrocedido mil años en la historia, donde no había esas fronteras físicas que ahora tenemos. Alves es de la opinión que las cosas comunes que tenemos son más importantes que las que nos separan. Y ha agregado que la separación de los dos países ha representado un error histórico.

Asimismo, ha hablado de aquel momento en el que en la península sólo existía el califato y los reinos cristianos de León y Aragón, hasta que, en 1143, a través del Tratado de Zamora, se proclamó al rey Afonso Henriques, como soberano de Portugal. “En este tiempo hemos podido ver muchos encuentros y desavenencias entre los dos Reinos, como la batalla de San Mamede en el año 1128, la de Aljubarrota en el 1385, pero también acuerdos como el Tratado de Tordesillas y el de Alcañices. Curiosamente, en todos ellos, los participantes eran familiares, porque, aunque las desavenencias eran constantes, entre los dos Reinos existían lazos familiares y de amistad, que al final siempre prevalecían”, ha declarado.

Alves ha comentado las promesas y los planes incumplidos que se habían hecho en materia sanitaria, incidiendo en la herencia genética, el cuidado personal y alimenticio, los recursos humanos y profesionales, y ha echado en falta la articulación necesaria para optimizar estos recursos, así como que estas medidas ibéricas estuvieran enfocadas directamente a los municipios y a las asociaciones locales. Por otro lado, ha establecido una diferencia entre las acciones dirigidas a los residentes continuos y a los residentes temporales. Asimismo, ha reclamado mayores inversiones en infraestructuras, recursos humanos y asociaciones, que son las que mejor conocen y detectan los problemas de la población.

La presidenta del Colegio de Especialistas ha explicado la consulta que está realizando a la población sobre las necesidades que esta tiene y ha propuesto establecer un protocolo, entre los dos países, para crear regímenes de excepción para las regiones y una red de transporte sanitario, así como la reactivación de la consulta del médico de familia para conseguir un desarrollo regional transfronterizo. Alves ha citado la proyección de las alteraciones demográficas y ha afirmado que sin población no se justifican las infraestructuras.

La educación como modelo de entendimiento

Pablo Castro Abad, presidente de la Plataforma Civil Ibérica y catedrático de Formación y Orientación Laboral, ha expuesto el proyecto de educación, como modelo de entendimiento y mayor desarrollo para un futuro mejor. “Sin un territorio con una buena educación, el desplazamiento -hacia donde pueda obtenerse- es algo que no se puede parar y el déficit en los territorios de ambos lados de la Raya es significativo”, ha argumentado.

Para establecer una estrategia común en el desarrollo de la educación, Abad propone tres medidas. La primera: una red de escuelas bilingües interculturales y transfronterizas, “porque contamos con dos idiomas similares pero que a la vez son universales y debemos situarles en el valor que tienen”. En segundo lugar, debemos “promover y facilitar el acceso a la enseñanza superior y profesional de jóvenes de ambos lados de la frontera”. Como tercera propuesta, ha planteado hacer “un reconocimiento de títulos en la formación especializada en ambos países, con titulaciones que fueran coincidentes, evitando la excesiva burocracia que en la actualidad nos encontramos, para poder funcionar”.

La importancia de la conectividad

Antonio García Salas, coordinador del Corredor de Sudoeste Ibérico, ha subrayado la importancia que tiene la conectividad para el desarrollo de los territorios del oeste ibérico. García Salas representa a una plataforma empresarial convertida en un movimiento que pretende generar un estado de opinión para que se ejecuten proyectos y acciones para conectar España y Portugal por todas sus regiones colindantes.

García Salas ha explicado el impacto de las fronteras naturales como son los ríos Guadiana y Tajo. También ha mostrado mapas del amplio desierto de conexiones, que van en contra del desarrollo de los pueblos. El líder extremeño ha argumentado que en la Raya no se alcanza el desarrollo que existe en el resto de Europa, y la parte más significativa de Portugal se encuentra en toda la zona de la costa, siendo las comarcas más próximas a España, las que peor índice demográfico presenta y también lo son en cuanto a las comunicaciones.

Después de estas intervenciones se ha establecido un turno de preguntas, donde se ha valorado el interés que este encuentro había despertado y lo importante que resulta para sensibilizar -desde una perspectiva ibérica- a las personas que se encuentran en este territorio de fuerte identidad rayana. Olga Afonso, del Frente Cívico Vilar Formoso-Fuentes de Oñoro, ha realizado las consideraciones finales, haciendo un alegato en pro de la organización y la movilización de la ciudadanía, para proponer soluciones y presionar a las instituciones, para hacer posible el desarrollo transfronterizo.

Noticias Relacionadas

Vacaciones iberistas en Brasil

Ya estoy de nuevo en Madrid, tras pasar casi un mes en Brasil. Dado que fueron unas vacaciones lusófonas y algo iberistas, puede que interese