Español Portugués, Portugal

Si ya la semana pasada tuvo episodios relevantes para la agenda ibérica, como la visita de Pedro Sánchez a Angola, en esta semana, o mejor dicho, en los próximos diez días, se van a suceder una serie de eventos cargados de contenido que impactarán en la opinión pública ibérica. Este es el calendario que tenemos para los próximos días:

El martes 13 de abril tendrá lugar la firma de un convenio de colaboración entre EL TRAPEZIO y la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), la llamada UNESCO iberoamericana. Ambas organizaciones están comprometidas con la difusión de la lengua portuguesa y con el método de la intercomprensión en el aprendizaje para una comunicación efectiva.

Un día después, el 14 de abril, día de la proclamación de la II República, cabe resaltar –desde el punto de vista iberista– el artículo 24 (título II) de la Constitución de 1931 que otorgó la «ciudadanía a los naturales de Portugal y países hispánicos de América, comprendido el Brasil, cuando así lo soliciten y residan en territorio español». Dos días después, el 16 de abril, igualmente cabe rememorar los 440 años de las Cortes de Tomar. El 16 de abril de 1581 las Cortes portuguesas de Tomar, en el Convento de Cristo, reconocieron como rey del Reino de Portugal a Felipe II de España, convirtiéndose en Filipe I de Portugal, unificando así las coronas ibéricas (pero no los reinos), e indultando a los opositores. Un rey español que tenía alma portuguesa y que tuteló con atención el Consejo de Portugal, bajo el compromiso de los 25 puntos de Tomar. De Felipe II no se puede decir que fue un rey ausente porque entró en Portugal, desde Badajoz (por Elvas), el 5 de diciembre de 1580, y se despidió de Lisboa, el 11 de febrero de 1583, para volver a El Escorial (Madrid). Por tanto, Felipe II estableció sus cortes y la capitalidad de facto de la monarquía hispánica en Lisboa durante los dos años de estancia del soberano ibérico.

La historiografía portuguesa suele inclinarse a una interpretación al menos del periodo inicial como una monarquía dual, pero más que monarquía dual, lo que existió fue un monarca dual como fue Felipe II, en el marco de una dinastía y un sistema de la monarquía hispánica. Por otro lado, esta idea de la dualidad, en el sentido de equilibrio entre dos entes políticos, tiene un aspecto positivo como un referente más del iberismo actual. La Embajada de Portugal en Madrid ha republicado un artículo sobre la visita de Felipe III a Portugal, recibido con arcos triunfales y pompa barroca. El autor del artículo es Antonio Iraizoz García, arquitecto urbanista e investigador, cuya publicación original viene del blog Pessoas en Madrid.

Seguimos con el calendario de este fértil abril iberista. El 17 de abril se retoman los encuentros telemáticos del Foro Cívico Ibérico, primer espacio en pro de la aproximación de ambos países donde existe una participación territorial equilibrada, entre España y Portugal, incluyendo un protagonismo de los rayanos. Asimismo, la apertura de fronteras en La Raya acontecerá presumiblemente a lo largo del próximo fin de semana, aunque todavía no es una decisión en firme.

Finalmente, el 21 de abril tendrá lugar la Cumbre Iberoamericana en Andorra. Será el momento donde los Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad Iberoamericana de Naciones, que nació en 1991, se reúnan, además de otros eventos de tipo empresarial o entre ministros de Exteriores que también se celebran en el mismo marco. La Cumbre contará con la asistencia presencial de los jefes de Estado y de Gobierno de España, Portugal, República Dominicana y Guatemala, además del país anfitrión (Andorra), mientras que los demás intervendrán de manera telemática.

El jefe del Gobierno andorrano, Xavier Espot, ha confirmado los mandatarios que estarán in situ en la Cumbre, que se va a celebrar con un formato mixto debido a la pandemia. Además de Felipe VI y del jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, estarán en Andorra el presidente y el primer ministro de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa y António Costa, respectivamente.

También Alejandro Giammattei, el presidente de Guatemala, país que organizó la Cumbre anterior, y Luis Abinader, el de República Dominicana, que tomará el relevo de Andorra en la organización de la próxima Cumbre. Por parte de Andorra, ejercerán de anfitriones Espot y los dos copríncipes, el arzobispo de la localidad catalana de La Seu d’Urgell (Lleida), Joan Enric Vives, y Patrick Strzoda, en quien delegará el presidente francés, Emmanuel Macron, el otro jefe de Estado del país pirenaico. Completará la participación presencial la secretaria general iberoamericana, la costarricense Rebeca Grynspan.

En opinión de Espot, la asistencia de estos cinco países y la intervención telemática de los otros socios iberoamericanos es una solución «buena y ponderada», con el fin de que la Cumbre no sea enteramente virtual y en ella estén representados de forma equitativa países de un lado y otro del Atlántico.

Por tanto, la Cumbre Iberoamericana será la más ibérica de su historia.

Pablo González Velasco