Español Portugués, Portugal

En Portugal, varias startups tecnológicas han decidido unirse para presentar un conjunto de soluciones para el coronavirus; que van, desde una página en Facebook, donde el personal médico responde a los usuarios las diferentes preguntas que puedan tener sobre este virus, hasta una forma de facilitar videoconferencias entre médicos y pacientes (que están viendo como sus consultas se han pospuesto). Todo ello, con el propósito de combatir la propagación del coronavirus.

El movimiento «tech4COVID19», que engloba a empresas como Unbabel, Farfetch y Startup Lisboa, cuenta con 600 personas, de todas las áreas, trabajando en varios proyectos. Pretenden facilitar, a través de un chatbot, la resolución de las dudas que hay entre la población, como saber qué ayudas pueden solicitar las familias y empresas, o cooperar en el lanzamiento de campañas de crowdfunding para la compra y entrega de material hospitalario. Los responsables de este movimiento, en el que participan más de 120 marcas, están en estrecho contacto con las entidades gubernamentales para implementar lo antes posible este conjunto de iniciativas.

Empresas cambian su producción para hacer frente al Covid-19

Además de los esfuerzos tecnológicos, la demanda de material médico está haciendo que varias fábricas modifiquen, aunque sea de forma temporal, sus líneas de producción para la fabricación de botas; pantalones; batas; máscaras; gafas o gel desinfectante. Todos estos productos se están haciendo con materiales que ya estaban almacenados, y serán utilizados por los hospitales y médicos que están en primera línea en la lucha contra esta epidemia. En cuanto a la producción de respiradores, uno de los instrumentos más buscados en un período de pandemia, hay tres proyectos diferentes que podrían comenzar a ponerse en marcha y, así, ayudar a paliar la falta de medios hospitalarios.

«Hacer pruebas, pruebas y pruebas». Esta es la recomendación dada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los laboratorios científicos portugueses se han unido para crear una prueba serológica capaz de diagnosticar una infección viral producida por el coronavirus. De este modo se podría identificar a personas inmunes al virus, que podrían seguir trabajando con normalidad. Esta medida, que todavía no se ha confirmado al 100%, ya está siendo utilizada por países como Alemania y Luxemburgo. Sólo en marzo, se realizaron 69.000 pruebas en territorio portugués.