Español Português

«Iberoamérica: uma comunidad, dos lenguas pluricéntricas», es el nombre de la primera conferencia internacional sobre las lenguas española y portuguesa, que se celebra en la Fundación Calouste Gulbenkian (Lisboa) durante los días 21 y 22 de noviembre, y que contempla su realización periódica en futuros años.

Mariano Jabonero, secretario general de la Organización de Estados para la Educación, la Cultura y la Ciencia (OEI), agradeció el patrocinio de la Presidencia de la República portuguesa y la Casa Real española, y citó al rey cuando afirmó que «cada día, avanza positivamente el proceso de acercamiento entre los países hispanohablantes y lusófonos del mundo». Posteriormente también mencionó al ministro de Asuntos Exteriores portugués, Augusto Santos Silva, cuando reconocía el valor de la conferencia iberoamericana y su singularidad al tener una base lingüística de dos lenguas.

Aludiendo las reflexiones de Gilberto Freyre sobre Ángel Ganivet, el secretario general de la OEI afirmó que «las lenguas han vivido algunos recelos que solo la paradoja explica», «fruto de sus similitudes y no de sus diferencias». «Hoy todos coincidimos que ambos idiomas tienen más de auténticos amigos que de falsos amigos».

La OEI tiene un programa piloto de enseñanza bilingüe de portugués, para 2020-2021, en tres escuelas rayanas de Galicia, otras tres en Castilla y León, dos en Extremadura y otras dos en Andalucía. En total 3000 alumnos.

Mariano Jabonero también citó literalmente al lusófilo Unamuno para remarcar el pluricentrismo de las lenguas ibéricas: «Lenguaje de blancos, de indios y de mestizos, y de negros y de mulatos; lenguaje de cristianos católicos y no católicos y de ateos; lenguaje de hombres que viven bajo los más diversos regímenes». Mariano Jabonero interpeló al secretario ejecutivo de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP), Francisco Ribeiro Telles, para que la OEI pueda «participar activamente en su próxima cumbre en Angola». La secretaria general de Iberoamérica (SEGIB), Rebeca Grynspan, saludó a su colega de la CPLP y se identificó con el concepto de la «intercomprensión», que «aprendió de Ana Paula Laborinho».

Marcia Donner Abreu, secretaria de comunicación y cultural del Ministerio de Relaciones Exteriores consideró al portugués y al español como «nuestras lenguas» y se alegró por la perspectiva de llegar a mil millones de hablantes de ambas, en el fin de siglo, constituyendo este «espacio de iberolengua» una «alianza estratégica». También anunció la creación del Instituto Guimarães Rosa, hermano del Instituto Camões y del Cervantes.

El ministro portugués de Educación Tiago Brandão, se presentó como «hombre rayano», dado que nació muy cerca de la frontera con Galicia, y señaló el potencial cultural de las lenguas ibéricas. El ministro saludó el trabajo de Ana Paula Laborinho al frente de la oficina de la OEI en Portugal. Incanha Intumbo, del Instituto Internacional de la Lengua Portuguesa, dio a conocer el proyecto del «Vocabulário Ortográfico Comum da Língua Portuguesa» y mencionó las «triglosias» que existen en las zonas interiores los países africanos de lenguas portuguesa.

Darío Villanueva, exdirector de la Real Academia de la Lengua Española, reiteró en varias ocasiones la importancia de la «iberofonía» como primer bloque idiomático del mundo y citó al geopolitólogo Durántez Prados para señalar las oportunidades que ofrece el paniberismo, basado en la «intercomunicabilidad» panibérica de las dos únicas grandes lenguas globales, recíprocamente comprensibles. Consideró que la utopía de Umberto Eco de encontrar una base lingüística intercomprensible entre las lenguas europeas, es una realidad en el caso ibérico.

El académico Villanueva considera que las literaturas ibéricas se pueden integrar con facilidad en lectores, creaciones y alianzas. «Una literatura de cuatro continentes, un acervo de la iberofonía», dijo. Por último, habló en gallego e hizo un repaso de la literatura brasileña y portuguesa, deteniéndose en Nélida Piñon, presente en el acto, y José Saramago, cuya presidenta de la Fundación, Pilar del Río, estaba entre el público. Ambas serán ponentes en el último día.

Rebeca Gutiérrez del Instituto Cervantes también subrayó la potencialidad de la «iberofonía» y en su exposición explicó la diferenciación de los conceptos de «grupo dominio nativo», «competencia limitada» y «aprendices de lengua extranjera». Luis Faro del Instituto Camões anunció un futuro estudio, junto con el Instituto Cervantes, sobre el valor económico del español y el portugués, que se publicará en 2020. Estas instituciones mantienen una perspectiva de aumento de la cooperación entre sí. En la ceremonia de apertura estuvo Guilherme d’Oliveira Martins, administrador Fundación Calouste Gulbenkian, sobrino-bisnieto del escritor iberista Oliveira Martins.