El secretario general de la ONU vuelve a alertar sobre el «abismo climático»

La Unión Europea sueña con la neutralidad climática

Comparte el artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La Presidencia portuguesa del Consejo de la Unión Europea y el Parlamento europeo han alcanzado un acuerdo político para legislar el objetivo de neutralidad carbónica en territorio europeo para 2050; lo que cuenta con el apoyo del secretario general de la ONU António Guterres.

Antes de 2050, en 2030, los gases de efecto invernadero deben haber disminuido en un 55% respecto de las cifras de 1990. Esta ley regulará todo el trabajo climático en la Unión Europea en los próximos 30 años, y hará que el «viejo continente» se presente como verde y uno de los líderes en la lucha contra el cambio climático.

«Hoy nos sentimos orgullosos de haber sentado las bases de un objetivo climático ambicioso y capaz de reunir el apoyo de todos. Con este acuerdo, enviamos un mensaje fuerte al mundo», ha dicho el ministro de Medio Ambiente portugués, João Pedro Matos Fernandes. El ministro califica a este acuerdo como «histórico y un ejemplo para el mundo». Portugal es el primer país del mundo en comprometerse con la neutralidad carbónica de aquí a 2050. Las emisiones negativas, objetivo europeo, consisten en eliminar de la atmósfera una cantidad mayor de dióxido de carbono de la que se emite.

La Presidencia portuguesa en este paquete climático ha reforzado la necesidad de reducir las emisiones de CO2 hasta un límite de 225 megatoneladas. También se menciona la necesidad de crear un Consejo Consultivo Científico Europeo sobre el Cambio Climático, que proporcione asesoramiento científico sobre las medidas que deben adoptarse para alcanzar los objetivos climáticos establecidos en el Acuerdo de París.

António Guterres alerta de un «abismo climático»

En el informe «Estado del Clima Global», se describe que los eventos climáticos extremos han aumentado; la temperatura media global de 2020 es 1,2 grados centígrados por encima del período preindustrial y el nivel de las aguas del mar ha subido, lo que hace que las inundaciones (como aquella que sucedió en Luanda) sean cada vez más frecuentes. Este fatídico escenario, ha hecho que el secretario general de la ONU, António Guterres, haya alertado sobre el «abismo climático» irreversible hacia el que está caminando el mundo. Para Guterres, este debe ser el año de la acción y las Naciones Unidas esperan que las diferentes economías refuercen su compromiso con el medio ambiente.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario